Facial de microcorrientes con luz LED

A menudo llamada terapia de estiramiento facial, la terapia con microcorrientes es un tratamiento rejuvenecedor no invasivo que funciona casi instantáneamente para tonificar los músculos faciales, reducir las líneas finas y agregar luminosidad a su cutis.

La terapia de microcorrientes funciona al emitir corrientes eléctricas de bajo voltaje que emulan las corrientes propias del cuerpo a nivel celular. Esto estimula la producción de colágeno de hasta un 20% por sesión, aumenta la circulación sanguínea, el drenaje linfático y repara la piel dañada.

La energía química para todas las funciones celulares conocida como trifosfato de adenosina (ATP) aumenta en un 500% después de cada tratamiento, lo que acelera la reparación celular y promueve una producción celular más saludable. Cada sesión es una continuación de la anterior.

Nuestras microcorrientes CACI se combinan con la luz LED para aumentar significativamente la producción de ATP, colágeno y elastina.

¿Para quién es? Recomendamos comenzar el tratamiento de microcorrientse a los 30 años, cuando la producción de colágeno disminuye aproximadamente un 1% cada año.

Un tratamiento altamente reparador y regenerador, la terapia de microcorrientes ayuda a borrar las líneas finas y arrugas mientras reafirma los músculos faciales, reduce la hinchazón, cierra los poros y define las características. Muchos creen que los resultados compiten con algunos de los mejores tratamientos de cirugía plástica y es una alternativa natural al uso de Botox. La terapia de microcorrientes también puede corregir cualquier problema causado por el uso prolongado de Botox.

Por favor, pregunte sobre el plan de bonificación.

70 min. / 75 €